El millonario de la puerta de al lado. Ronald Read

Ronald James Read, nació en Octubre de 1921 y falleció en Junio de 2014. Durante sus 92 años de vida, fue capaz de amasar una fortuna de 8 millones de USD.


Es la gente paciente, la que llega más lejos. Fuente: Wikipedia.


La historia de Ronald es tremendamente inspiradora, porque muestra como una persona normal, que nunca ha tenido grandes ingresos es capaz de llegar a tener una gran fortuna a lo largo de su vida.


Su cartera de acciones llego a generar 20.000 USD en dividendos, durante sus últimos años. Su cartera fue construida mediante tres de los pilares básicos de toda inversión:


  1. Frugalidad.- Viviendo siempre por debajo de sus posibilidades para poder invertir al máximo.

  2. Trabajo "durum".- Para poder tener siempre ingresos constantes con los que poder ahorrar e invertir.

  3. Paciencia.- La más importante de todas, probablemente. La capacidad de elegir buenos negocios, y mantenerlos durante décadas.

Ronald nunca obtuvo un Grado en Economía ni ningún MBA, tampoco ningún conocimiento de finanzas. Pero era un extraordinario ahorrador y centrado en el largo plazo. Tenía una gran visión para comprar empresas como Johnson & Johnson o Colgate Palmolive, y una extraordinaria resiliencia para soportar incluso crisis como las de los años 1972-1974, o el Crash de 1987. Está característica, es común a todos los millonarios que he conocido y sobre los que he leído.


Una de las cosas que me fascinan de los americanos, es el gran respeto que tienen por sus conciudadanos. Ronald era tratado como un "War Hero", o Héroe de Guerra, pues luchó en la II Guerra Mundial, en el Norte de África, Italia y en el Pacífico. A buen seguro aprendió a valorar las cosas importantes de la vida, y se ganó el respeto de todo un país.


A su vuelta a Battleboro, se casó con el amor de su vida, Barbara March, y trabajó en una Estación de Servicio como empleado y mecánico. Era un amante también de la  numismática y la filatelia. Su casa la compró por 12.000 USD, y conducía un viejo Toyota, como todo buen millonario que se precie...


Aunque también se equivocó con algunas acciones como Leman Brothers, su quiebra en 2008 apenas afectó a su patrimonio, porque ya estaba suficientemente diversificado. Llegó a tener 95 acciones de compañías distintas, algo que le sirvió claramente para protegerse de su clara ignorancia financiera. 


Para no pagar la Zona Azul al aparcar, se iba más lejos y caminaba donde no había parquímetro. Otro síntoma claro de millonario de la puerta de al lado.


Ronald leía con frecuencia la revista Barron's para mantenerse actualizado, así como el Wall Street Journal diariamente. Nadie en su vecindario conocía de su riqueza, pues obviamente mantenía un estilo de vida acorde al de su barrio.


Al fallecer Ronald, a sus 92 años en el Hospital de Battleboro, se llevó a cabo un funeral con Honores Militares. De su fortuna de 8 millones de USD, 2 fue a parar a sus hijastros, cuidadores y amigos, 4,8M USD al Battleboro Memorial Hospital y 1,2 M USD al Brooks Memorial Library. Ningún alcalde ni político conocido hizo jamás nunca tanto por su pueblo como el Señor Read... 


 

Ronald Read. Fuente: Google Images.

34 vistas
  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon

© 2020 by Compounders