¡Están locos estos romanos!!

Siempre he sido un fan incondicional de los señores René Goscinny y de Alberto Uderzo. Sus aventuras de Astérix el Galo me han parecido siempre fascinantes. No hay cómic suyo que de pequeño no leyera cinco veces mínimo. Y le estoy muy agradecido, creo que es mucho más sano que pasarse horas pegado a una tablet.


Una de sus frases favoritas, que encarnaba en la voz de mi querido Obélix, ese gordinflón simpaticón y travieso, que suspiraba por la bella Farbalá, era la de "¡están locos estos romanos!". Y es una frase, que en los tiempos que corren en España, y en el mundo, nos viene como anillo al dedo, pues estamos viviendo unos tiempos de auténtica locura, desinformación, incertidumbre y lo que es más grave, una podredumbre mental inusitada hasta ahora en la clase política y los dirigentes de cuyas decisiones depende nuestro futuro.


La locura se ha apoderado de una parte de la península Ibérica, la denominada otrora Hispania Romana, un territorio que históricamente desde que el escrito latino Ennio, la denominara así entorno al año 200 a.c., y que alcanzó su esplendor poco antes de la caída del Imperio Romano, no había vivido una época de tanta gallardía, con una esperanza de vida tan alta, y una calidad, muy probablemente, de la mejor del planeta. Asistimos ahora con estupor a una serie de catastróficas desdichas, llevadas al súmmum de lo absurdo por la oligarquía dirigente, echándose las culpas entre los 17 reinos de taifas, preocupándose por viejas batallas del pasado, lanzando balones fuera para tratar de seguir sumando votos, en sus respectivos feudos partidistas, y en resumen, abocándonos a un rescate inminente que no llegará sin dolor, ni medidas de ajuste serias, que por otro lado, cuanto antes se pongan en práctica, mucho mejor.



Hemos asistido atónitos de como se nos decía que las mascarillas no eran necesarias, a amenazarnos con multarnos por no llevarlas. Se han cerrado los colegios, mientras que se abrían los bares y discotecas. Se ha impedido trabajar a los autónomos, y se les ha cobrado religiosamente sus impuestos. Los sinsentidos son un no parar, y lo peor de todo es que no se avista solución en el frente.


Ahora se nos vende la historia de que los países "frugales" son los culpables de no querer prestarnos el dinero, es decir, de los futuros recortes que van a venir, inexorablemente, porque mientras la tasa de reposición de las pensiones es del 80% en un país con el 14% de desempleo, en países como Dinamarca es del 30%, con tasas de desempleo del 4%. Me parece un insulto atacar a un político que viaja en bicicleta, sin escoltas y en clase turista con Ryanair. Amigos compounders, se den cuenta o no, esa es la clave de la riqueza, vivir siempre por debajo de nuestras posibilidades y ahorrar como la hormiguita, para que cuando venga el duro invierno, podamos alimentar a la cigarra, en lugar de tratar que nos devore tanto su comida, como la de nuestro plato.



Mark Rutte, líder del PUFO, Partido Frugal Europeo.


Hace tiempo que dejé de sintonizar las cadenas generalistas, y ahora solo veo del 90, BabyTv hacia adelante, aunque es inevitable asistir a la increíble sarta de mentiras a la que se nos somete. Resulta que tenemos ahora más casos de contagios que el 6 de marzo, y ya no hace falta el confinamiento. Parece que las Residencias, dependientes de la Vicepresidencia se haya gestionado de forma ejemplar, y recuerdan más a películas abominables en blanco y negro relatando el holocausto. Por otro lado, ya no tenemos a nadie en las UCIs, mientras antes salían por los pasillos los pacientes con los respiradores de SEAT. En fin, un cúmulo de despropósitos, que debemos afrontar de la mejor manera posible, preocupándonos y ocupándonos de los nuestros, no cometiendo locuras, tratando de llevar una vida normal y lo más saludable posible, y tomando las precauciones que el sentido común nos dictamine.



Líder del partido antifrugalista, y adalid del gasto público. Fuente: www.lapaseata.net


Según el Diccionario de la Real Academia, una persona frugal es aquella que mantiene su templanza y parquedad en la comida y la bebida, es decir, aquel que no consume más recursos de los que necesita, liberando el resto para los demás conciudadanos, y ayudando así, no solo a generar riqueza, sino a repartirla más conveniente y justamente.


La mejor manera de combatir este cúmulo de decisiones catastróficas, es manteniendo, por supuesto, nuestra salud física, evitemos los espacios cerrados en la medida de lo posible, cuidemos de nuestros mayores, mantengamos nuestras inversiones, que serán nuestras futuras pensiones, ahorremos hasta el último céntimo del dinero ganado con el sudor de nuestra fuente, invirtamos por igual, y demos gracias a la vida por mantenernos un día más en este hermoso viaje, que compartimos juntos.


No sabemos ni cuando ni si llegará una vacuna, así que tratemos de seguir mirando al horizonte con optimismo y realismo, los que esperaban el apocalipsis en abril, se han quedado esperándolo, y los que apostaron con valentía, han salido reforzados. Sed valientes cuando los demás son temerosos, y temerosos, cuando los demás son valerosos. 





Un fuerte abrazo!!!

@emgocor.

Aprendiz de inversor.

53 vistas
  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon

© 2020 by Compounders